Eta Carinae

7,500 años-luz

Una de las partes más brillantes de la Vía Láctea se encuentra en la constelación Carina (la quilla). La nebulosa Carina está compuesta principalmente de gas de hidrógeno que se ve de color rosado y púrpura en esta imagen. La estrella más brillante en la nébula, conocida como Eta Carinae, es una de las estrellas más masivas y luminosas de la Vía Láctea y podría explotar en los próximos cientos de años.

Crédito: Stephane Guisard & Robert Gendler.

Descargar