Nebulosa Carina

7,500 años-luz

Una de las partes más brillantes de la Vía Láctea está localizada en la constelación Carina (la quilla). Conocida como la nebulosa Carina, está compuesta principalmente de gas de hidrógeno. El color rojo en la imagen representa radiación en emisión de las interacciones entre el gas de hidrógeno y la luz ultravioleta de las estrellas cercanas. La estrella más brillante en la nébula, conocida como Eta Carinae, es una de las estrellas más luminosas en la Vía Láctea.

Crédito: Observatorio Capella / Ciel et Espace.

Descargar