Cúmulo Doble

7,500 años-luz

Estos cúmulos están entre los más brillantes, densos y cercanos de los que contienen estrellas moderadamente masivas. El gas del disco de la Vía Láctea oscurece ligeramente nuestra vista, atenuando el brillo de este par por alrededor de un factor de cinco. Los dos cúmulos (conocidos como NGC 884 y NGC 869) son impresionablemente similares de muchas maneras y se cree que se originaron de una sola nube ancestral de gas hace unos 12.8 millones de años.

Crédito: Robert Gendler.